Aprende a decir NO con la metodología DOC

Estás aquí:
Tiempo de lectura estimado: 4 min
El saber decir NO de forma productiva es una de habilidades necesarias para convertirte en un PAD o profesional de alto desempeño.

Si quieres profundizar sobre las habilidades de un PAD, lee esta guía donde profundizo en el tema.

Si deseas conocer tu nivel de PAD puedes evaluarte gratis desde aquí.

Recuerda que los PADs son los ejecutivos mejor pagados del mundo.

Alguna vez has pasado por una situación en la que estás hasta el cuello de trabajo, llega tu jefe y quiere que te hagas cargo de un nuevo proyecto. Y en contra de todo el sentido común del mundo y sabiendo que no tienes tiempo ni energía para más, le dices que sí.

En este artículo voy a responder las siguientes preguntas:

  1. ¿Por qué es complicado decir que no?
  2. ¿Por qué subestimo mi carga laboral?
  3. ¿Cómo impacta el no saber decir que NO en mi desempeño?
  4. ¿Qué es y cómo me puede ayudar el método DOC?

¿Por qué es complicado decir que no?

Lo primero que debes entender es que somos humanos. Y a pesar de que la carencia de la habilidad de saber decir que no podría parecer un intento de autosabotaje, el hecho de que tengamos una tendencia a responder con un «sí» cuando nos piden un favor (la gran mayoría de nosotros) tiene que ver con nuestros ancestros.

Hace muchos años, nuestros ancestros aprendieron que pertenecer a un grupo, y ser aceptado por el mismo, incrementaba las probabilidades de supervivencia. Ya que podían compartir recursos como comida, información, protección y calor. Además, en una comunidad era más sencillo conseguir una pareja.

Entonces, como consecuencia todos nosotros estamos programados con comportamientos complacientes dentro de la dinámica de grupo. Porque si alguien era percibido como hostil, agresivo o poco colaborativo corría el riesgo de que lo echaran y se quedaría si acceso a los recursos compartidos, ni a la posibilidad de encontrar pareja.

Es por ello que tenemos dentro de nosotros, y es casi natural que sintamos la necesidad de darle gusto a los demás.

¿O sea que como está en nuestro ADN debemos de ser así?

Pues claro que no, pero te lo comento para que entiendas las razones por las que se te complica decir que no de forma natural. Pero como somos seres inteligentes y ya no nos dejamos llevar por nuestros instintos (al menos en la mayoría de momentos, creo), debemos entender que:

  1. La mayoría necesita de aprobación externa. Ya que no se sienten seguros de ellos mismos.
  2. No queremos mostrar una imagen de poca colaboración. Esto tiene que ver con nuestros antepasados y con las reglas de cada comunidad.
  3. No tenemos práctica. Nadie nos enseña a decir que no como una habilidad muy necesaria para nuestro éxito ejecutivo.

¿Por qué subestimo mi carga laboral?

El subestimar tu carga laboral es una de las razones ocultas que nos impiden decir no cuando realmente lo necesitamos. Aquí empezamos a dejar a nuestros ancestros tranquilos y nos enfocamos en los famosos sesgos cognitivos.

¿Sesgos cognitivos? 🤔 ¿Y eso cómo se come?

Hablando en sencillo, como diría mi adorada abuela, un sesgo cognitivo es como si te pusieras unos lentes para el sol y empieces a creer que todo lo que ves es más oscuro de lo normal. O sea, que tu percepción de las cosas se ve sesgada (de ahí viene el nombre de sesgo) por una interpretación (la representación de los lentes) y creas que esa es la realidad.

Este sesgo cognitivo en particular se conoce como la falacia de la planeación, la que te hace subestimar dos rasgos fundamentales:

  1. El tiempo estimado para completar una tarea. Crees que completarás una tarea en 3 o 4 horas, cuando en realidad la vas a terminar en 10 horas.
  2. El tiempo de enfoque para completar tareas complejas. Crees que vas a tener más tiempo de concentración para terminar tus pendientes, pero en realidad estás lleno de reuniones y distracciones, por ello te quedas sin tiempo productivo en el día.
Cada vez que tengas que estimar una tarea no permitas que la falacia de la planeación haga de las suyas en tu cabeza. Sé consciente de ello y estima mejor tus tiempos.

¿Cómo impacta el no saber decir que NO en mi desempeño?

Te recuerdo que un PAD o profesional de alto desempeño entiende que el sabe decir No es una de las habilidades fundamentales para alcanzar el éxito ejecutivo.

Mientras menos sepas decir que NO, más impacto vas a recibir en las siguientes áreas:

  1. Enfoque en las prioridades. Cada vez que dicesa algo que no es tu prioridad le estás diciendo que NO a algo que sí lo es. Por ende te desenfocas de tus prioridades y dejas de actuar sobre lo importante para invertir tiempo en distracciones.
  2. Equilibrio en tu vida personal. Cada vez que aceptas un proyecto o tarea nueva que no compete o que no entra en tu espacio de trabajo, vas a tener que comprometer tiempo de tu vida personal, tiempo para descansar o tiempo para dormir. Y eso poco a poco va a ir afectando tu desempeño como ejecutivo.
Enfócate en tus prioridades y no comprometas tanto tu vida personal, ya que de lo contrario no encontrarás el equilibrio necesario para destacar como ejecutivo.
Puedes profundizar en productividad leyendo este artículo: 06 errores que matan tu productividad.

¿Qué es y cómo me puede ayudar el método DOC?

El método DOC se refiere a Distracción de la prioridades, Objetivos relacionados y Consideración de ventajas. Este método es atribuido a diferentes autores de renombre pero tiene un fuerte arraigamiento en el nuevo mundo Agile.

Cada vez que quieres decirle NO a algo que te estén ofreciendo, pero no estás muy seguro. Usa estos criterios para ayudarte a tomar una decisión sólida.
  1. Distracción de las prioridades. Aquí lo importante es discernir si la nueva tarea o proyecto te va a alejar de tus prioridades o las de tu oficina. Si te das cuenta de que en realidad sí te alejan, pues es momento de rechazarla y argumentar que esa actividad no está alineada con tus prioridades en este momento o no es tu responsabilidad. Caso contrario la aceptas.
  2. Objetivos relacionados. Identifica si esa nueva tarea o proyecto te va a ayudar con alguno de tus OKR (Objectives & Key Results), si no sabes que son OKR lee el artículo: ¿Qué es realmente OKR?. En caso identifiques que sí hay alguna relación, sería bueno aceptarla. Pero si no te ayuda con tus objetivos, es momento de decir que NO.
  3. Consideración de ventajas. Si la tarea o proyecto nuevo no se alinea con tus prioridades ni con algún OKR vas a tener que preguntarte:
    • ¿Vas a asumir nuevas responsabilidades? Sí, acepta. No, rechaza.
    • ¿Te va a permitir demostrar tus nuevas habilidades? Sí, acepta. No, rechaza.
    • ¿Alguien importante te va a deber un favor al menos? Sí, acepta. No, rechaza.
Si esa tarea o proyecto nuevo que te quieren encomendar no tiene nada de positivo para ti, pues es momento de decir un rotundo NO.

Aprender a decir que NO es algo que te ayudará a convertirte en PAD, pero también es algo muy liberador. Practícalo mucho y sin miedo empieza a decir que NO.

Si deseas un poco más de ayuda, no dudes en escribirme desde aquí, para profundizar en tu situación y juntos buscar nuevos caminos para salir adelante.

Tags:
¿Te fue útil?
No 0
Lecturas: 59
Siguiente: Evaluación PAD
Ir arriba